El strobist permite aprender a utilizar la iluminación artificial de la que dispongas en cualquiera de tus proyectos fotográficos, principalmente en estudio, pero también en exteriores. Las dos señas de identidad de la fotografía strobist es saber utilizar tus flashes y equipos de iluminación adecuadamente. Permitiendo tanto la movilidad y portabilidad de tu equipo fotográfico como sea cual sea el valor del equipo.

El origen del strobist fue hace más de 15 años gracias a un blog y su éxito fue casi inmediato. Lo que comenzó siendo un sencillo proyecto pedagógico en internet se convirtió en una especie de método de trabajo fotográfico con iluminación artificial con toda una comunidad de usuarios por todo el mundo perfeccionando la técnica del strobist.

Origen del Strobist

El Strobist es una invención del fotógrafo David Hobby precisamente a raíz de un blog con ese nombre. Comenzó con un proyecto en el que pretendía enseñar a fotógrafos de todo el mundo a utilizar la luz artificial en la fotografía en especial en la fotografía de estudio. Fue por el año 2006.

La idea fue tan bien recibida que se convirtió en toda una técnica a la vez que una comunidad mundial de fotógrafos en torno a una filosofía fotográfica. Las claves de su éxito quizás radican en la sencillez a la hora de utilizar la luz artificial en la fotografía y a su carácter eminentemente práctico lo que ayudó a miles de fotógrafos aficionados en todo el mundo.

Equipo de iluminación Strobist en estudio

Las claves de David Hobby eran permitir que cualquier fotógrafo no experto pudiera utilizar adecuadamente sus equipos de iluminación sin importar el precio del equipo. Esto permitió que fuera un método de iluminación con flashes perfectamente asequible para todos los bolsillos y que permitía la movilidad pudiendo llevar la técnica a cualquier espacio.

Lo que David buscaba era que cualquier fotógrafo principiante pudiera hacer sus propias fotografías profesionales utilizando sus equipos de iluminación. Sin necesidad de ser fotógrafos profesionales expertos ni de tener equipos de fotografía de miles de dólares. Y sin duda lo consiguió.

Qué material se necesita para la técnica Strobist

El material básico que necesitas para hacer strobist tiene que ver con la iluminación y cómo manejarla y mejorarla adecuadamente. En Duke Fotografía disponemos de los mejores dispositivos para fotografía strobist con los mejores precios del mercado y en todas las marcas y gamas disponibles.

A continuación te vamos a detallar qué materiales necesitas para comenzar a poner en práctica esta técnica fotográfica.

Flashes fotográficos

Obviamente los flashes son el primer elemento de una fotografía strobist, además de una cámara, claro. La única premisa de los flashes para strobist es que sean portátiles y puedan moverse con facilidad. En este enlace podrás encontrar flashes fotográficos al mejor precio, seleccionados para técnica strobist.

Pies de iluminación

Son los famosos trípodes para instalar tus flashes, también se conocen con el nombre de “lightstand” (pies de luz). En este enlace podrás encontrar pies de iluminación al mejor precio, seleccionados para técnica strobist.

Disparadores remotos

Este tipo de dispositivos permite accionar el flash sin tener que utilizar la cámara de fotos. Facilita la sincronización entre los puntos de luz que estés utilizando y la cámara lo que es de gran ayuda para conseguir un resultado óptimo. En este enlace podrás encontrar disparadores remotos al mejor precio, seleccionados para técnica strobist.

Sombrillas y pantallas

Mediante las sombrillas o pantallas podemos regular la luz, ampliar y difuminar la luz que emiten nuestros flashes y dirigirla hacia donde nosotros queramos consiguiendo distintos efectos. Son un elemento interesante a la hora de crear en fotografía strobist.

Filtros de colores

Los filtros de colores y efectos son las opciones perfectas si lo que buscas es conseguir un resultado concreto en tus fotografías, innovar y crear nuevos efectos y experimentar con las gamas de colores y tonos.

Cómo hacer strobist

Como ya te hemos comentado más arriba las dos premisas de la técnica strobist es que puedes hacerlo con total portabilidad del equipo y con cualquier equipo fotográfico, sea cual sea tu nivel de profesionalidad o su valor económico. Es decir, puedes hacer strobist con cualquier equipo fotográfico del que dispongas.

Lo ideal es disponer de un flash inalámbrico que permita una sincronización perfecta y rápida con tu cámara. Si además de ello tienes en tu equipo un disparador las cosas mejorar sustancialmente.

Otros dos elementos que debes tener en cuenta es la sincronización a alta velocidad de tu flash con la cámara. Esto permite hacer disparos rápidos con gran velocidad de obturación.

La sincronización automática de los flashes con la cámara, unido a un disparador de flash permitirá un control total de todo el equipo y sobre el resultado en la fotografía.

Mediante el disparador a distancia no tendrás que estar al lado de la cámara ni del flash ni tendrás que poner ambos dispositivos juntos. Esto ter permite una mayor libertad de movimientos y de efectos de la luz sobre el objeto a fotografiar.

Tener soportes o pies de flash no es algo imprescindible u obligatorio a la hora de hacer strobist pero desde luego ayuda.

Más creatividad con strobist

Si lo que quieres es mejorar e ir aumentando el abanico de posibilidades desde luego incorporar a tu equipo un buen pie de flash será un plus. Existen distintos modelos portátiles que puedes incorporar a tu equipo con poco peso añadido.

Te permitirán un mayor control del haz de luz y de la iluminación al completo y conseguir muchos más efectos de luz que sin ellos.

Lo mismo ocurre con otros elementos como sombrillas, pantallas, etc. No son imprescindibles, pero si quieres mejorar tus fotografías y ampliar las posibilidades desde luego incorporarlos a tu equipo te permitirá escalar en tu trabajo de una manera enorme.

Otros elementos como difusores te permitirán difuminar la luz y suavizarla. Existen en el mercado varios modelos perfectamente transportables de pequeñas dimensiones y poco peso.

Los filtros o geles para flashes son un elemento que te permitirá aumentar tus efectos creativos y artísticos y también corregir ciertos errores en la luz. Tal es el caso de reflejos indeseados, brillos que no quieres que aparezcan en tus imágenes, etc. Y sobre todo te permiten jugar con el color consiguiendo resultados espectaculares con un efecto muy profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*