Hora dorada y hora azul en fotografía: la guía fotográfica definitiva que mejorará tus imágenes

En numerosas ocasiones habrás oido mencionar a otros fotógrafos los conceptos de hora dorada y hora azul en fotografía pero, ¿sabes realmente a qué hacen referencia?

Sabemos que la fotografía es básicamente el arte de saber interpretar y plasmar la luz sobre personas paisajes u objetos, eso está claro. Pero identificar e interpretar las características de la luz en cada momento eso ya es un arte que sólo se domina con conocimiento y práctica. Por eso hoy en nuestro blog de fotografía en español hemos preparado esta guía fotográfica definitiva sobre la hora dorada y hora azul. Conocerlas y dominarlas te permitirá tomar fotografías con una magia especial. ¿Sabes realmente a qué hacen referencia estos conceptos fotográficos?

Primero, lo primero: Qué es la hora dorada y hora azul en fotografía

Estos dos momentos del día que son la hora dorada y la hora azul están ligados a los momentos de amanecer y anochecer, o lo que es lo mismo, la salida y la puesta de sol. Son unos intervalos de tiempo en el que la luz predominante es de tonos dorados o azules, dependiendo de la incidencia de la luz. 

Como imaginarás, son periodos muy cortos de tiempo. Aunque varían a lo largo del año, en función de las distintas estaciones, usos horarios y también en dependiendo del punto geográfico en el que te encuentres. 

Atardecer en hora dorada por Benjamin Davies en Unsplash

Básicamente hay que saber que en ambos momentos: el amanecer y el atardecer se producen estos dos periodos de hora dorada y hora azul. Es decir, a lo largo de un día podemos disfrutar de unos instantes de hora dorada por la mañana y otros por la noche e igual en el caso de la hora azul. 

En ambos casos, tanto al amanecer como al atardecer primero se da el instante de hora azul (según pasamos de la noche al día) y después aparece la hora dorada cuando los rayos de sol ya aparecen. En el caso del anochecer seria al revés, primero los momentos de luz en la hora dorada para pasar a unos instantes de hora azul.

Qué diferencia hay entre hora dorada y hora azul

Obviamente el azul hace referencia al tono predominante en la iluminación del paisaje. Es un momento de luz más fría, como si configurásemos el balance de blancos de nuestra cámara a 3500K. En cambio, la hora dorada se refiere a unas tonalidades de color más cálidas. Lo interesantes de estas dos horas es que nos permiten hacer fotografías muy distintas en un corto periodo de tiempo del mismo paisaje.

A la hora de hacer imágenes creativas y jugar con la luz en tus fotografías estos dos momentos son especialmente emocionantes y artísticos.  

Fotografías en hora dorada

Sin duda la luz cálida con predominancia de rojos y naranjas en los momentos de la hora dorada (que puede durar de media hora a tres cuartos de hora) es adecuada para tomar fotos de paisajes o retratos al aire libre. La calidez y cercanía que se conoce con esta luz no tiene comparación. Especialmente en el caso de los retratos si nuestro objetivo es que la persona muestre intimidad y conexión en la foto. 

Además, en los retratos que se toman en la hora dorada se puede jugar con las sombras tanto en el fondo como en el propio rostro de nuestro modelo. Contar con la ayuda de una difusor fotográfico o reflector te permitirá iluminar el rostro a captar como mejor te guste. Las sombras en la hora dorada suelen ser muy alargadas y contrastadas lo cual permite otra serie de creaciones interesantes. Por ejemplo, en fotos de grupo o de cuerpo entero con algo de paisaje proyectando las alargadas sombras de las personas. 

A la hora de hacer paisajes en la hora dorada es interesante jugar adecuadamente con la luz cálida y las alargadas sombras que se proyectan. El efecto si puedes estudiar bien la incidencia de la luz y jugar con ella puede ser sencillamente espectacular. Podrás fotografías paisajes que cuando el espectador las vea simplemente quiera volar al instante hasta allí. 

Eso sí, en las fotografías de paisajes en hora dorada es conveniente que utilices trípodes y juegues con distintos planos y sombras.

Fotografías en hora azul

Como ya te he contado, la hora azul es ese momento del día en el que desaparece o aparece la noche y el sol se esconde o aún no ha salido. Eso significa que hay una iluminación del ambiente, pero sin rayos directos del sol. El tono predominante en estos momentos es el azul sin luz directa. 

Generalmente la hora azul es ideal para fotografías de paisajes, en especial de paisajes urbanos en ciudad. Combinar esos tonos azules sin luz directa con la iluminación de una ciudad te permite fotografías con una magia especial. 

Atardecer en hora azul por Quino Al en Unsplash

Eso sí, hacer fotografías en hora azul implica ser rápido con la cámara y tener claro qué quieres fotografiar. Eso o volver al día siguiente a intentarlo. El motivo es que la hora azul dura apenas unos minutos en función de la estación del año en la que estés. Puede llegar a ser de apenas 15 minutos o media hora. Por eso debes tener clara la fotografía que quieres tomar y estar en el lugar adecuado en el momento perfecto. 

En el caso de la fotografía de ciudad se puede conseguir un contraste espectacular entre los tonos azules y fríos del cielo y el ambiente con la calidad de la iluminación del alumbrado o de los escaparates y luces de coches. 

Conclusión: prueba y fotografía ambas situaciones

Algo que debes tener en cuenta es vigilar bien la lectura de la cámara. Estos momentos de poca luz y mezcla con focos intensos de luz artificial puede dar lecturas erróneas por parte de la cámara. Así que lo mejor es desactivar el modo automático. Utilizar trípode es algo bastante útil en este tipo de fotografías de paisajes urbanos durante la hora azul. Si se combina con un disparador para evitar transmitir movimiento a nuestra cámara el resultado será mucho mejor. 

En estas fotografías de paisajes urbanos se puede ser especialmente creativo y buscar fotos artísticas. Jugar con el movimiento de las personas o de sus pies, las luces de los coches en movimiento combinado con un fondo de cielo azul oscuro pueden resultar espectaculares. 

Simplemente prueba e investiga, practica y dedica varios días a dominar estos dos momentos del día y tus imágenes darán un salto creativo de gigante.

Fotografía de portada por Nathan Dumlao en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*