Cómo fotografiar animales de compañía y no morir en el intento: La guía completa en Español

Fotografiar animales de compañía, sabiendo cómo hacerlo, es seguramente uno de las mejores sensaciones que puede llevarse un fotógrafo que adora a los animales. Las mascotas son nuestros seres más queridos, qué te voy a contar a ti. No son pocos los que casi prefieren a sus perros o gatos antes que a las personas. Por algo será. Y desde luego si les queremos tanto y somos fotógrafos, ¿por qué no se van a merecer ellos las mejores fotografías?

Sin duda ellos se lo merecen más que nadie. Y además, seamos sinceros, ellos son guapos por naturaleza así que la foto será tierna, entrañable y llena de fuerza. Aunque no es tarea fácil en algunas ocasiones por el temperamento de nuestras mascotas hoy en el Blog de Duke Fotografía te vamos a dar consejos para hacer buenas fotos de tu animal de compañía, formas para hacer fotos de mascotas con encanto y además, el mejor equipo recomendado para sacar lo mejor en esas imágenes.

Consejos para hacer fotos de tus mascotas

Si estás leyendo esta guía fotográfica para fotografiar animales de compañía seguramente sea porque estás deseando retratar al tuyo y conseguir las mejores fotos de él (o ella). Si es así, debemos decirte que estás en el artículo correcto.

Aquí te vamos a compartir unas cuantas recomendaciones para que hacer fotografías a tu mascota sea una sesión placentera. Síguelas al detalle. Estás a punto de lograr el mejor retrato de tu pequeño/a 😉

Haz una planificación, es el principio de todo

Hacer fotografías a animales requiere una paciencia y exigencia parecida a cuando hacemos fotografías a niños pequeños (fotografía newborn). Es posible que el animal no pueda estar mucho tiempo tranquilo, por ejemplo. Así que tener bien planificado todo nos permitirá una buena agilidad y rapidez a la hora de hacer las fotografías.

Así seremos más eficaces y eficientes en la sesión fotográfica. Si nos retrasamos o dilatamos mucho el tiempo para hacer fotografías podremos encontrarnos con la sorpresa de que el animal comienza a ponerse inquieto o a agobiarse y puede dar al traste con todo el trabajo.

Tener preparados todos los elementos del escenario, el equipo fotográfico listo para la acción o los utensilios de atrezzo controlados nos permitirán ganar un tiempo precioso.

Ten en cuenta a la mascota

Si cuando hacemos retratos hay que tener muy en cuenta a la persona y sus peculiaridades, con los animales ocurre lo mismo. Diríamos que el hecho de que los animales sean más instintivos que los seres humanos hay que tener más en cuenta su forma de ser.

Si queremos hacer fotos en movimiento de nuestros animales tendremos que saber el sitio donde mejor se mueve. Donde más libre se siente. En cambio, si buscamos posados de nuestras mascotas tendremos que conocer que cosas le hacen tranquilizarse y estar calmados.

Fotografía de un perro posando para el fotógrafo. Taylor Kopel.

Esto a veces es difícil, sobre todo si hacemos fotos a animales que no son nuestros. Por eso una práctica importante y muy recomendada es charlar un poco con el dueño para que nos explique la mejor manera de sacar todo el partido a su mascota, antes de comenzar la sesión.

Entre ambos tenéis que intentar que la mascota se encuentre cómoda y que sea ella misma de manera natural.

Luz natural y sin flash, lo más recomendable

Es preferible utilizar la luz natural todo lo posible en las imágenes con mascotas. Nos aporta el beneficio de controlar mejor nuestro equipo, además de no molestar a la mascota con los destellos del flash. El flash no siempre gusta a los animales sobre todo si son más excitables. Una simple ráfaga de luz le puede asustar o poner nervioso y dar al traste con el resto de la sesión de fotos.

Fotografía de una perra con la pata alzada y con luz natural. Camylla Battani.

Ten en cuenta también que los ojos de muchos animales no se llevan bien con las luces del flash. A algunos de ellos les puede dañar la vista parcial o de manera total. Si puedes evitar el uso del flash, mejor. Recuerda que una imagen con luz ambiente siempre va a quedar mucho más tierna y natural.

Atentos a la velocidad de obturación

Los animales se mueven más rápido (menos las tortugas o los koalas) que el ser humano. Y de manera más instintiva e impredecible. Así que en una sesión de fotografía con mascotas será importante controlar y ajustar bien la velocidad de obturación para no tener sorpresas.

Al fotografiar animales en movimiento intenta disparar siempre a altas velocidades, como por ejemplo 1/1000s y en modo ráfaga. Esto mejorará tus posibilidades de obtener la foto.

@sergiordejuan – formador de Academia Duke Fotografía

Sobre todo, si vamos a hacer fotos de nuestra mascota en movimiento tendremos que utilizar velocidades altas para poder conseguir congelar la imagen y evitar fotos movidas. Es justo la característica principal del Modo Mascota que puedes encontrar en muchas cámaras. Ten en cuenta que este modo es semi-automático, por tanto, no tendrás un control total sobre la cámara.

Ráfagas y barridos para fotos de nuestra mascota

Si hablamos de fotos en movimiento es buen momento para utilizar el modo ráfaga de nuestra cámara. Así podremos tener múltiples imágenes de un mismo momento. Con animales en movimiento es más que recomendable. De esta manera garantizamos tener, al menos, una foto válida.

También puedes probar aquí a utilizar la técnica del barrido. Es ese suave movimiento que hacemos con la cámara acompañando al objeto de la foto para mejorar la imagen captada.

Foto de perros corriendo captada con la técnica de barrido. Alvan Nee.

Imaginación y creatividad al poder

Si siempre hay que ser creativos en nuestras fotografías con las mascotas quizás mucho más. Conseguiremos fotos entrañables, enternecedoras y de concurso si somos capaces de plasmar bien la personalidad del animal.

Elegir un fondo adecuado y atractivo que resalte más los rasgos de la mascota. O ser capaces de captarlo en su momento de mayor felicidad o simplemente siendo divertidos y graciosos con el atrezo que elijamos son buenos recursos para conseguir una fotografía de nuestra mascota inolvidable.

Retrato en clave baja de un perro. Freddie Marriage.

Randal Ford, o cómo domar a los animales y convertirlos en auténticos modelos profesionales

Su nombre es Randal Ford y es uno de los 200 mejores fotógrafos del mundo según la revista especializada Lüerzers Archive (Alemania). Con origen en Estados Unidos pero reconocido globalmente, su trabajo se centra en retratar a animales, desde pequeños perros hasta salvajes tigres, y hacer de ellos auténticos modelos profesionales. Algunas de estas imágenes han formado parte de portadas de medios como la prestigiosa TIME Magazine.

‘Animal Kingdom’ (reino animal en inglés), es su obra más conocida por artistas y fotógrafos, y sin duda, gracias a la cual ha obtenido un especial reconocimiento internacional como fotógrafo profesional de animales.

Aunque en su perfil de Instagram encontrarás algo más que fotografía de animales, párate y observa la habilidad que tiene para «domar» a un pequeño gallo en su estudio fotográfico. ¡Es increíble!

Los mejores objetivos para hacer fotografías de mascotas

Como ya hemos comentado antes, el objetivo es el elemento de tu equipo fotográfico más importante a la hora de hacer fotografías de mascotas (o cualquier otra disciplina). Por eso en Duke Fotografía hemos hecho una selección de algunos de los objetivos que mejor te vendrán para este tipo de fotografía.

Objetivo focal 35mm con apertura máxima ƒ/1.8

Sea cual sea la marca de tu cámara, una de las focales que recomendamos para la fotografía de mascotas es la 35mm. Una apertura máxima de f /1.8 proporciona un perfecto resultado en fotografías con poca luz. Utiliza una capa integrada de Nikon que reduce el brillo o los efectos fantasma en las imágenes.

Su sistema de enfoque Silent Wafe Motor AF permite un enfoque rápido y silencioso, algo imprescindible en fotografías con mascotas. La distancia focal de 35mm coincide con un formato 50mm en formato FX lo que se asemeja al ángulo de visión del ojo humano dando naturalidad a tus fotografías de animales. Su sistema Integrated Coating (SIC) mejora la transmisión de la luz y la consistencia del color con reducción del destello.

Objetivo focal 50mm con apertura máxima ƒ/1.8

Los objetivos para Nikon o Canon de 50mm son los ideales para este tipo de fotografías. Con una apertura máxima de f/1.8 a f/22 y lente con montura EF /formato de fotograma completo. Es un objetivo que ofrece un enfoque rápido y muy silencioso, ideal para fotografiar a nuestros animales sin distraerles.

Ofrece una imagen con mucha nitidez y un resultado ideal incluso en escenas con poca luz: justo lo que buscamos en las fotografías de mascotas. Además tiene un diseño compacto y ligero lo que lo convierten en una buena herramienta de trabajo para sesiones con movimiento como serán las sesiones con tu mascota.

Objetivo focal 85mm con apertura máxima ƒ/1.8

El objetivo Canon EF 85 mm f/1.8 USM ofrece una gran nitidez y claridad de imagen en cualquier abertura con una mayor suavidad y uniformidad en las zonas desenfocadas. Ideal para fotografías en movimiento de nuestras mascotas. Permite utilizar filtros especiales gracias a un sistema en el que el elemento frontal del objetivo no gira.

Su apertura máxima de f/1.8 permite buenos resultados incluso con poca luz y poder restringir la profundidad de campo en la toma. Este objetivo se completa con un enfoque ultrarrápido y con un sonido mínimo lo que lo convierte en un compañero ideal en tus fotografías con animales en movimiento.

Objetivo focal 105mm con apertura máxima ƒ/1.4

El objetivo Sigma 105 mm f/1.4 DG Hsm Art es un teleobjetivo corto de longitud de retrato. Eso nos permitirá jugar con las distancias con garantías en las fotografías a mascotas. Funciona a la perfección con óptimos resultados en condiciones de poca luz y permite el control total de la profundidad de campo para poder aislar a la mascota objetivo y jugar con el enfoque.

Su sistema de enfoque automático Hyper Sonic Motor permite un enfoque automático silencioso, suave y rápido que se justo lo que necesitamos en este tipo de fotografías. Además está fabricado con materiales ultrarresistentes y ligeros: plástico reforzado con fibra de carbono en la visera de la lente y un compuesto térmicamente estable (TSC) en la lente. Esto lo convierte en un objetivo ligero y preparado para sesiones en exteriores y con movimiento donde la resistencia a golpes es fundamental.

Ya tienes todo lo que necesitas saber para comenzar a hacer las mejores fotografías de tu mascota o las de tu familia y amigos. Sólo necesitas elegir el equipo que necesitas en Duke Fotografía y ponerte a practicar, explorar y crear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*