En Duke Fotografía ahora mismo estamos inmersos en varios proyectos y acciones ideadas por y para nuestros usuarios clientes y amigos. Estamos seguros de todos estos esfuerzos serán bienvenidos y beneficiosos para todos, pero aún estamos trabajando en ello y todavía no podemos dar muchos detalles (si queréis estar al tanto, seguirnos en nuestras Redes Sociales: Instagram y Facebook). ¿Que será?

Ahora bien, vamos a hablar un poco de cámaras, eso que tanto nos gusta y tan atractivo nos resulta a la vista a nosotros l@s fotógraf@s. Si has decidido leer este post es seguramente, porque estás en el momento de comprarte tu primera y deseada cámara réflex, ¡genial!. Pues con vuestro permiso, os vamos a recomendar algunos modelos de cámaras que creemos ideales para adentrarse en este bonito mundo.

Fotografía de © Pexels.

Cómo saber qué cámara réflex comprar en Duke Fotografía

En el momento de optar y tener que elegir una cámara entre tantas posibles opciones, sabemos que las dudas se apoderan de ti. Nosotros, llegados a este punto, tenemos MUY EN CUENTA 3 claves básicas para dar el paso y comprar tu primera réflex (al margen de cuestiones técnicas):

1. No existe ninguna marca mejor que cualquier otra

Como ya sabrás, existe una batalla continua entre las dos potentes marcas: Canon VS. Nikon. Desde los inicios de la era de la fotografía digital, esta lucha ha estado en mente de todos los aficionados (y profesionales) de la fotografía, pero tenemos que deciros algo, estar tranquilos porque esta disputa difícilmente tendrá un claro ganador.

Algo que tienen en común ambas firmas, es que al tratarse de dos de las marcas más vendidas, para ellas también existe un amplio catálogo de accesorios y objetivos compatibles con sus modelos (además de que en ocasiones los precios pueden ser competitivos y por ello beneficiando a los compradores).

Nikon D3 VS. Canon EOS 1D. Fotografía © John Harrington.

2. Cambiar tu cámara en un futuro puede salir costoso

Como es lógico, el primer paso es comprar la cámara réflex que mejor se adapte a nosotros y nuestras necesidades, pero, ¿has pensado que después querrás también comprarte objetivos, flashes, disparadores y accesorios únicamente compatibles con la marca de tu cámara?

Así que, ten en cuenta que cuando decidas renovar tu réflex porque se te haya quedado «pequeña», tendrás una series de accesorios y objetivos que únicamente serán compatibles con la firma de tu cámara y en los cuales has invertido una buena cantidad de dinero. El coste de marca será elevado, con lo cual, te recomendamos que tengas ese dato presente en tu compra 😉

Fotografía © Pixabay (CC)

3. Aprenderás mejor con una cámara réflex para principiantes que con una cámara réflex profesional

Habrás pensado que a lo mejor por gastarte más en tu primera réflex vas a tener mejor cámara, y por ello harás mejores fotos, pues no es así. Pero no es así, tienes que tener claro que las cámaras profesionales han sido diseñadas para profesionales. 

Es cierto que quizás tienen mejores prestaciones y mayor calidad, pero no cuentan con ciertas facilidades y automatismo que son de bastante utilidad cuando se está aprendiendo fotografía (y a manejar una réflex), también suelen ser más pesadas y el catálogo de accesorio/objetivos no es tan barato como las opciones existentes para cámaras principiantes.

Por otra parte, cuando comienzas, aún no tienes claro por dónde van a evolucionar tus gustos (¿fotografía de paisaje, de deporte, de moda, periodística…?). Hay que tener en cuenta que cada disciplina de fotografía requiere unas características técnicas en concreto para llevar a cabo dicha disciplina con total comodidad y resolutividad, por eso te recomendamos que si estás empezando en esto, lo hagas con una cámara nivel iniciación.

Fotografía © Sergio R. de Juan – Canon EOS 700D

Duke Fotografía te recomienda…

Actualmente en el mercado puedes encontrar infinidad de cámaras réflex de iniciación con muy buena calidad y a precios muy asequibles (¡lo cual te incitará a querer tener la tuya!). Nosotros hemos elaborado esta pequeña lista de recomendadas para intentar ayudarte a aclarar tus ideas sobre… ¿qué cámara me compro para empezar en fotografía? ¡Comenzamos!

Nikon D3400

Nikon D3400

Esta es una muy buena opción si queremos dar el salto al mundo réflex. Esta Nikon D3400 es ligera, pequeña en tamaño y muy sencilla de manejar, incorpora un sensor DX de 24.2 megapixeles, el cual nos va a poder permitir capturar imágenes y vídeos de muy buena calidad consiguiendo estar a la altura de nuestras expectativas.

Dispone de un sistema de AF (enfoque automático) de 11 puntos en forma de cruz en la parte central. En el dial encontramos la opción de efectos creativos para aplicar a nuestras fotografías y un visor de gran calidad. En cuestiones de conectividad nos encontramos con Bluetooth incorporado y la compatibilidad con la app SnapBridge de Nikon, con la cual podrás transferir las fotografías de la cámara directamente a tu smartphone.

Se trata de una de las mejores y más valoradas cámaras réflex por los usuarios que comienzan en la fotografía y además cuenta con un precio muy económico.

Elegimos la Nikon D3400 por:

  1. Sensor CMOS de 24.2 megapíxels
  2. Bluetooth y SnapBridge Nikon
  3. Batería de larga duración
  4. Sensibilidad ISO hasta 25600

>>> Más información y compra aquí <<<

Nikon D5600

Nikon D5600

¿Se te da bien la fotografía, ya sabes que es lo tuyo y quieres empezar con una réflex con la cual estarás muy content@? Pues la Nikon D5600 puede que sea tu cámara. Dispone de sensor CMOS de 24.2 megapíxels, pantalla abatible táctil para crear encuadres muy creativos y cuenta con un gran sistema de enfoque de ¡¡39 puntos!! para que nos pierdas información de enfoque en ninguna de tus fotografías.

Una cámara perfecta para dar el salto al mundo réflex y profundizar en todas las opciones que nos ofrece.

Elegimos la Nikon D5600 por:

  1. Pantalla abatible táctil de 3,2 pulgadas
  2. Grabación vídeo Full HD
  3. Batería de larga duración
  4. Sensor CMOS retroiluminado de 24,2 megapíxels

>>> Más información y compra aquí <<<

 Canon EOS 1300D

Canon EOS 1300D

Si el presupuesto que dispones para tu primera réflex es ajustado, la Canon 1300D puede ser para ti una buena opción. Ligera, fácil de manejar y con un precio de mercado extremadamente competitivo. Es cómoda para fotografías de viajes ya que ocupa poco espacio, pero que nos sorprenderá con su calidad y rendimiento.

Con un sensor APS-C de 18 megapíxels, como ya decíamos, tiene un muy buen rendimiento y es capaz de sorprender con sus vídeos de hasta 1080p (Full HD).

Elegimos la Canon 1300D por:

  1. Enfoque rápido con grabación a 3fps
  2. Grabación Full HD y montaje instantáneo con SnapShot de Canon
  3. Sensor CMOS APS-C de 18 megapíxels
  4. Conexión Wi-Fi con NFC

>>> Más información y compra aquí <<<

Canon EOS 750D

Canon EOS 750D

A diferencia de su hermana pequeña, la Canon EOS 1300D, esta nos ofrece muchas más prestaciones y con un mayor resolución de sensor. Cuenta con varios modos de disparo y trae incorporada una pantalla abatible táctil, la cual nos será extremadamente útil para grabar y fotografiar encuadres atractivos y curiosos. Cuenta también con un sistema AF de 19 puntos en cruz. Si hablamos de su procesador, es rápido y muy resolutivo en el momento de capturar un momento decisivo, posee un rango de sensibilidad ISO de hasta 25600.

También nos resulta atractiva esta Canon EOS 750D por su conectividad, Wi-Fi y NFC con conexión a nuestro smartphone en cualquier momento.

Elegimos la Canon EOS 750D por:

  1. Pantalla táctil y abatible
  2. Grabación Full HD y montaje instantáneo
  3. Sensor CMOS APS-C de 24.2 megapíxels
  4. Conexión Wi-Fi con NFC

>>> Más información y compra aquí <<<